jueves, 5 de enero de 2017

Caen ventas de pitillos, fabricantes anuncian materiales biodegradables.



Los en otra época populares pitillos, también llamados pajillas , sorbete, cañita o popote, están en decadencia. Campañas como  #SinPitilloPorfa buscan un consumo responsable disminuyendo el plástico que se desecha en el ambiente. 

Es tal el éxito de la campaña y su eco en la ciudadanía que los fabricantes de este polímero reportan pérdidas y anuncian la intención de empezar a usar materiales biodegradables.

 Estos elementos muchas veces innecesarios, se fabrican en segundos, se usan por un par de minutos y tardan miles de años en degradarse. 

Los efectos en el ambiente son desastrosos, poco se recicla, no se degrada y es consumido por la fauna marina provocando graves obstrucciones. 

A la campaña de consumo responsable se han unido gremios de comerciantes, restaurantes y organizaciones ambientales. Los resultados son prometedores. 

Si pequeñas acciones como ésta fueran masivas el medio ambiente tendría una segunda oportunidad. Algunas iniciativas son evitar el uso de bolsas plásticas, hacer  uso de medios alternos de transporte como la bicicleta y disponer en contendedores adecuados los desechos de baterías, aparatos electrónicos e insecticidas. 

Ojalá fuera posible pensar en la reducción del consumo de carne, pues las heces de la ganadería  son el principal responsable de gases efecto invernadero en el mundo. 

Un mejor lugar para vivir es posible. La próxima ves que visites tu restaurante favorito recuerda decir #SinPitilloPorfa. 


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...